domingo, 15 de septiembre de 2013

Con vistas al interior


No soy el mejor hombre que has conocido,
ni la mitad de bueno de los que te quedarían por explorar,
ni siquiera tengo estudios y mi voz
se quiebra ante cualquiera que me mire a los ojos.
Mi tristeza se acentúa los domingos
pero en realidad es mi estado más corriente.
A veces sufro ansiedad,
también ira,
tengo veinte segundos complicados en los que puedo
desde matar a un hombre a dormir sin ella.
No diría que estoy loco pero soy un cuerdo anormal.

En serio, soy un desastre,
ni siquiera soy fiel,
si escucho tacones bailo canciones perversas,
si veo un escote busco el mar en otros puertos,
mejor no hablar si al poniente
le da por levantar una falda en mi presencia.
La última vez que pedí perdón
tenía diecinueve años
y el ya no podía escucharme.

Hace tiempo que no confío en nadie,
la esperanza me resulta un acto masoquista,
la fe un mal truco de magia,
el destino un folio en blanco
que escribo con faltas de ortografía
para que el tampoco sepa guiarme.

Quizás si te vas ahora,
alguien podrá darte el placer
que no concibo sin dolor.
Alguien, cualquiera,
podrá hacerte promesas preciosas de esas
que jamás se cumplen
 y tu puedas sonreír dignamente,
atando tus sueños a un futuro que no existe.

Creo cuando miro tu boca,
que hay mujeres que deberían poner más cuidado
en esconder la sonrisa que las bragas.
Pero esto casi solo me ocurre contigo.

Supongo que tu boca es capaz de hacer esclavo a un hombre.
Y seguramente a estas alturas de mi vida
lo fácil sería no rebelarse.
Y dejarme llevar o caer,
porque cuando la abres así como quién bosteza sin más
yo veo un precipicio donde caer es levantarse
y huir de ella es conseguir que el vértigo
te persiga hasta que te tumbe.
Y tumbados ya sabes que el amor
a mí siempre me ha sabido a coño.


Pero es cierto,
que deberías marcharte,
a que el amor te sorprenda por la espalda
y dejar en la puerta un te quiero
por si un día al salir no se quien soy.

Porque si te quedas,
no sabrás que pienso cuando pienso tanto,
ni oirás un yo también después de un te amo,
porque jamás supe forzar una palabra
y ya es tarde para contradecir mi abecedario.
Y no sabré decir nunca que te quedes,
ni aunque sea mi deseo primordial
porque si yo pudiera irme de mi mismo,
también lo haría.

Ni siquiera si decides quedarte
podré escribir algún verso decente en tu nombre
porque sería demasiado feliz
para ser poeta.

Quizás no entiendas que hay gente,
que necesita echar de menos
para no echarse de más.
Que hay gente a la que sonreír en estos tiempos
le parece un insulto,
que respirar una osadía,
que vivir un arrebato,
que perder una rutina.

Quizás no entiendas que soy de ese tipo de gente.
Alguien incapaz de volar sin resaca,
un tipo que se juega a la carta más alta
su próximo desequilibrio.
Un algo que no es alguien
si no suena su nombre
desde la garganta más profunda
de un bar de carretera.

Deberías irte,
recoger tus caricias de mi espalda,
atravesar mi corazón hacía fuera,
que pueda verse en el agujero de mi pecho
los escombros que has dejado tras tu marcha.
Ignorar aquello que ves en mis ojos,
lo que te gritan mis párpados cuando te observo
porque en realidad solamente la ignorancia
puede hacer feliz a las personas.

Y bajar las escaleras con tus tacones negros,
los mismos que te quitaba con la boca,
cada noche que el deseo
nos ponía de rodillas.
Y perderte calle abajo,
como se pierden los autobuses y los coches
y las putas de la calle Magdalena
y las madres de los niños de colegio.
Como si pierden las nubes que no mojan
o el sol que no calienta.
Sin un adiós, sin hasta nunca,
solo silencio.

Deberías irte ahora mismo,
porque es el único modo que tenemos de saber
si de verdad te necesito.

50 comentarios:

Steven Herrera dijo...

La ansiedad por leerte me estaba matando.

Gracias por ser poeta.

Anónimo dijo...

¿Y si la necesitas?

Ya no sé si escribirlo sea lo mejor... las palabras lo acentúan en el alma.

Es hermoso, pero... te sujeta el estómago.

Nuri a dijo...

Joder, poeta. No sé si es que yo tampoco concibo el placer sin dolor, o que me parece increiblemente romántico que creas más importante esconder una sonrisa que las bragas, o que yo también estoy triste la mayor parte del tiempo, pero hoy tú te has colado en mi pecho, y tu poema no me deja respirar.
Un beso.

Anne Loiret dijo...

Sigues en tu línea escribiendo, y nos encanta.

Anaís Arantxa dijo...

Es que nunca me canso de leerte <3 Sigue escribiendo

Anónimo dijo...

Increíble, como tantas otras..

La Costurera dijo...

Una vez descubrí por mí misma que los autorretratos hay que hacerlos mirándose en un espejo. Porque lo que ves en un espejo y no en una fotografía es lo que eres en realidad. Lo que ves tú de ti mismo y no el mundo. El mundo se puede ir al infierno, a veces. Pero otras veces, deberías creer en el instinto que tienen los otros al mirarte a los ojos, o en tu caso, a los versos. Duele este autorretrato, poeta. Temo que sea todo cierto...aunque yo sí que guardo la esperanza y sé que hay más...detrás de tanta desesperanza y tanta tristeza. No olvides que un espejo no deja de ser un cristal, como el agua. Como esta lágrima.

Anónimo dijo...

Cuanto te extrañe Ernesto, vuelve más pronto.

Pernoctar dijo...

Acabo de encontrarte y no he podido quitarte los ojos, estoy como atada a la pantalla...tiene toda la sensualidad de la melancolia

Julieta López dijo...

Mierda!!
Cada linea, cada párrafo...Usted, usted si sabe como regresar.

Anónimo dijo...

Espere un mes y medio. Pero llego a tiempo, justo en mi cumplea@os. Excelente ufffff!!!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

Lo fácil que parece escribirla y lo difícil que debe ser echarla de menos a cada momento.
Y cómo será ella, que siendo musa, no dejar vivir si no es con su recuerdo.

Vuelve más a menudo, por favor, que tú eres la salvación y el apoyo de muchas almas tristes que viven sonriendo. Posiblemente alimentes el amor platónico de muchas Lauras que están ocultas.

Sobretodo, gracias por compartir tus versos.

Gabriela Garcia Sanchez dijo...

Me voy para saber si te soy imprescindible pero te dejo un enlace con un cartel que dice léeme http://www.amorbrujo82.blogspot.com.ar/2013/09/te-amo-y-te-quiero.html

Brina Nbb dijo...

suspiro, nostalgia amarilla en una noche callada. si, me voy, aunque sé que él no irá detrás de mi. leyéndote, fue como si lo leyera...

Sex Shop dijo...

Muy buenooooooo!!!!!!!!

Geraldine Ospina. dijo...

La verdad es texto se me hizo muy entretenido, me gusto, eme parece que tiene un romanticismo muy propio... pero sinceramente no pude evitar pensar como sentiría si alguien me lo dedicase, y realmente creo que me sentiría un poco ofendida :O
Jajaja escribes GENIAL :D
Besos :)

Diamante de Azucar dijo...

Porque del verbo querer la parte más difícil es querer olvidar.

Marina dijo...

Ver que has publicado me ha alegrado el día. Mis ojos pedían algo así.

Noelia Sanzo dijo...

Como siempre, vuelves a emocionarme con tus palabras. Es asombroso como puedes, sin conocerme y ni siquiera saber que existo, llegar a comprender mi situación ahora mismo y plasmarla en estos versos, que por cierto, se salen de hermosos.

Estaba deseando volver a leerte, gracias. Sigue así.

Anónimo dijo...

Se te ha olvidado mencionar lo mentiroso que eres. Pero ya estoy yo para recordartelo. De tu profundo egocentrismo ya hablare otro dia.

Mia dijo...

Los hombres como tú, son los que nos gustan a las mujeres, por lo menos a algunas, y si encima escriben así, ya es la bomba.

Besos

PEACH dijo...

Gracias, me encanta leerte

Anónimo dijo...

http://www.therestauranton.com/blog/2013/09/marina-abramovic-ulay-moma/

Para que nunca mires hacia otro lado

Daltvila dijo...

Increible el último párrafo...

Es una prueba infalible.

Trébol dijo...

Eres impresionante. Disfruto con cada palabra que escribes.

Por favor, sigue haciéndolo.

Luisa Leon dijo...

Gracias por escribir, eres lo más autentico de la vida.

Luisa Leon dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Yo no escatime que mi amor estaba disfrazado de arrogancia y cordialidad. Cuando me fijé, él ya no quería regresar. Después de todo sí lo necesitaba.

Anónimo dijo...

GRACIAS!

jmarhg dijo...

Mi cobardía ha impedido que me haga esta dura prueba, dolerá saber que no me necesita :(

Hermoso texto, como siempre te haces sentir hasta el alma, dejando chinita mi piel a tu paso.

Lali dijo...

exquisito ese poema!

Silvia G S dijo...

ENHORABUENA POR ESTA BELLA FORMA DE HACER ARTE...te invito a mi blog y a mi bolso de poemas

www.bosquemarlunado.blogspot.com

Antonio dijo...

Me gusta mucho lo que escribe, lo seguire con su permiso.

Anth dijo...

Es..cómo decirlo...excitante quizás, ver que hay alguien en otro lugar sintiendo lo mismo que tú..
Gracias por hacer ver que una no es la única que se siente así..bueno o también puede ser que hoy sea domingo.

Me gusta como juntas las letras. Ojalá sigas haciéndolo

flower dijo...

cachoperrooooo!!! veo que sigues creando como siempre. Bien.

besicos, muaaaaa

Anónimo dijo...

Eres un gran poeta, me encantas.
Es hermoso todo lo que escribes, llegas al alma de las personas, al menos a la mía.
Espero ansiosa tu próxima publicación.
No dejes nunca de escribir.

Jennifer Vizcaíno dijo...

Increíble, de verdad, increíble. Me quito el sombrero mientras me seco las lágrimas que solo al leer algo realmente bueno, tienden a salir.
ENORME.
http://estacioondemetro.blogspot.com.es/

Sonsoles dijo...

Ernesto como siempre, te superas.

Un saludo

Eme dijo...

Me pierdo entre tus letras.
Que bonito escribes

Anónimo dijo...

por favor, pon mas!!

Anónimo dijo...

Si a esto le pone musica el gran SABINA, ya seria lo mas..... Grandesssss

Silvia Gutiérrez dijo...

Caballero, no sé cuántas veces puede decir una persona "eres cojonudo" sin llegar a repetirse. Pero, lo siento, eres cojonudo.

Anónimo dijo...

Ernesto, por favor, saca otra edición de 'De Laura y otras muertes', aunque saques 'Del amor y otras lluvias'. No nos dejes sin una mitad de tu tesoro, sin una parte de tu vida sin Laura.

Sophie K. dijo...

ah espera, no me enamoré de tu texto de los lunes. Por lo visto me he enamorado profundamente de tu forma de escribir, de encajar los puntos y de mover algo dentro de mi que había olvidado que existía.

Anónimo dijo...

TOP

Rayuela dijo...

"Deberías irte ahora mismo para saber si me necesitas", cuando me has dicho esta mañana esas palabras mi corazón ha hecho BOOMMMM!!! en mayúsculas, me he tirado en el sofá he llorado,como viene siendo habitual en mi,la he odiado con toda mi alma hasta el infinito y mas allá,he sentido una inmensa rabia de que te coja la mano, de que te de un beso o de que simplemente deis un paseo, me muero de celos,por no ser yo la que esté a tu lado y pueda disfrutar de todo eso contigo.
He notado tu voz firme,con un propósito firme de querer retomar esa historia que viviste con ella, pero mi cabeza me dice que NO, mi sexto sentido me dice que tengo que dejar pasar el tiempo para que te des cuenta de que te has equivocado, o igual estoy tan loca que quiero creer eso para tener un motivo para levantarme cada día.
Me importa muy poco lo que diga la tu sicóloga, no es Dios, hay mucha charlatana suelta que por 50 pavos te quieren arreglar la vida, pero que sabe ella de lo que tu yo vivimos...
Me empecino en no olvidarte y lo hago porque estoy segura, muy segura segura que nuestro destino estaba escrito y lo demás no importa,no busco la felicidad absoluta como tu dices, se que eso no existe, pero si busco una persona que me haga sentir, que me haga temblar, que adore que e toque y que con solo tenerlo a mi lado el mundo pare,y casualidades de la vida ese eres tu, y no me preguntes porqué, porque ni yo misma lo sé.
Después de haber tomado cantidades ingentes de pastillitas de la felicidad como yo las llamo mi visión del mundo es mas amplia, no le doy importancia a cosas que se pueden solucionar con el tiempo,y tu me pides tiempo para curarme y hoy te digo que pueden pasar meses, años...pero lo que siento aquí dentro estoy segurísima que no va a moverse un ápice, sino veremos dentro de unos meses como me siento.
También te digo que seguiré esperando, es la única baza que me queda por jugar.
No sé si llegarás a leer esto hoy, pero mañana a las cuatro y cuarto estaré en la puerta del sicólogo,tengo visita a las cuatro y media y me gustaría verte un momento aunque sea de lejos, no puedes dejarme sola otra vez,déjame abrazarte por última vez.

Malú dijo...

Quisiera ver estos diálogos en una novela de 1000 páginas.

Rayuela dijo...

Hoy he notado que he tocado fondo, como explicarle a alguien que lo quieres con toda tu alma, que serías capaz de dejarlo todo por él y el sólo te dice que seas féliz y que no te quiere, que solo fue una copia mala de un cuadro,es terrible sentir esa sensación en tu interior y mas terrible es saber que en el fondo de mi corazón aunque pases 3 meses o 10 años como me ha dicho no podré olvidarlo, y eso lo sé porque jamás he estado enamorada de nadie, a veces llegué a pensar que carecía de sentimientos, pero fue aparecer él y mi mundo cambio.
Siento un gran vacio que ni siquiera las pastillitas de la felicidad consiguen paliar y ahora mismo me iría corriendo a buscarlo al trabajo y lo abrazaría con todas mis fuerzas para que él sintiese todo el amor que llevo dentro, pero soy una cobarde, no lo haré, solo se que mi vida ahora mismo es el y ni siquiera se da cuenta de que estoy aquí.Que chungo es todo,que sin sentido, que basura es el desamor.

Anónimo dijo...

Irte... ya te has ido y si... lo sabia antes de haberte marchado... es necesario segar esta nostalguía dramatica que aplauden mis errores cometidos a los que hice caso omiso... lo sabia, tu amor era agua mineral en un desierto pero ya ES... dejo de ser manantial, tal vez embotellada, da igual... que mas da... el caso es que me daba vida mas ahora siento que un amor compartido que dia tras dia se estanca acaba por dejar mi corazón podrido... y con amargo sabor putrefacto de un sorbo de esos besos húmedos que me diste y que seguramente compartias con otros labios...

Anónimo dijo...

Preciosa poesia la tuya... y bonito relato el de arriba, que razón!!... leer cosas asi en dias tan secos con la esperanza de sentir llover... de humedecer la boca en tales besos... y ver que no cae gota... y que si cae alguna es de lado y estalla en una pared como si su destino fuese inutil... al final llueve, de madrugada... pero poco... aunque... lo suficiente como para ver que todavia a esas horas el suelo abrasa cambiando de forma fulminante el agua de estado