martes, 15 de abril de 2014

Abril, por ejemplo

El verdadero problema de estar solo es saber que existes.

¿Sabes cuando tienes una herida
en el dedo por ejemplo
y todos los golpes van ahí?

Pues con mi corazón, lo mismo.

Hasta esta chica desconocida
que pasa ahora como un vendaval por mi lado sin mirarme,
 me duele.

Supongo que todo masoquismo empieza en una ausencia.

Abril me cabe en un bolsillo,
es fácil perderlo,
cuando se vaya no me sentiré como Sabina.
No me pueden robar lo que no es mío.
Desde que no hallo tu cintura
es como si el mundo me lo hubieran prestado
y estén siempre a punto de exigirme su vuelta.

Como vivir en una deuda infinita
en la que nunca podré pagar
todos los errores.

Se parece a ti la chica de la barra,
quizás menos morena y menos alta,
los ojos más oscuros,
el cabello  más riachuelo que cascada,
las tetas menos juntas y su culo
no parece un columpio en movimiento.
Ahora que lo pienso fríamente,
si comparo tu belleza con la suya,
ni siquiera me parece una mujer.

Esta nostalgia es cruel
como leer el diario
de una hija adolescente.
Como el hilo musical de los centros comerciales
a las diez de la mañana,
o el silencio de una cena familiar.

Intuyo que todo olvido comienza con otro nombre.

Decía con los ojos en mi boca.
- Eres el único hombre que jamás
me ha hablado de otra mujer-
Como si eso me hiciera mejor persona.
Ignorando que cuando me besó
ya nunca hubo otras mujeres,
ni antes, ni después.
Tampoco ahora.

Has reducido sin saberlo mi vida a un folio
en el que me reflejo si no escribo.
Y no hay desamor más grande que la falta de amor propio.

Imagino que aceptar la derrota es el modo más seguro de ganar.

No sabes lo horrible que está la ciudad
sin mirarse en tus ojos.
Es como si le quedaran grandes las fachadas
y pequeñas las casas,
como si hubiera comprado deprisa y en rebajas
los paisajes que la rodean.

Hay quien habla de la primavera como si te hubiera conocido.

Me alejo, cuanto más camino,
más me encuentro sin ti,
cuanto más cerca de mi mismo,
más distancia entre nosotros,
cada una de mis huellas,
borra una de tus pisadas.

Se que no puedo olvidarte mientras te busco
y se que no puedo encontrarme si no te olvido.

Lo malo de mi soledad es tu existencia.
Y que ya nunca será lo mismo estar solo,
que estar sin ti.
Y eso no hay corazón que lo soporte.

¿ Sabes cuando tienes una herida
en el dedo por ejemplo
y todos los golpes van ahí?

35 comentarios:

Mariangel dijo...

Amo tus letras, me despiertan, me hacen vibrar tienes esa magia de quienes logran dirigir sus palabras a muchas personas haciéndolas sentir únicas y exclusivas. Aplausos

Huracán. dijo...

Siempre es lunes desde ti, y qué bonito lo haces todo.

Laura Amezcua dijo...

'Se que no puedo olvidarte mientras te busco
y se que no puedo encontrarme si no te olvido'

y así seguimos, perdidos. y sin querer olvidar(aunque duela)

Gracias una vez más por tus versos.

Anónimo dijo...

Siempre me sacas un suspiro! Como siempre te estaba extrañando gran poeta :)

Anónimo dijo...

Perfecto como siempre nunca dejes de escribir poeta!!! ♡... te leo desde Venezuela!

Andrea dijo...

Joder.

Yésica Isabel dijo...

Primera vez que te leo, de las miles de veces que ocurrirá. Saludos desde Puerto Rico!

Pablo García-Inés dijo...

Brutal! es increíble!!

LaCosturera dijo...

Y duele, poeta.

Pero siempre te salva.

Anónimo dijo...

como siempre perfecto ... como siempre tan tu. No cambies (tu sombra)

Nuri a dijo...

Pues es jodidamente triste, poeta. Y quién va a arriesgarse a quererte si nunca va a ser nadie al lado de ella?
La ausencia siempre es peor que la soledad, siempre.
Cómo golpeas...
Y no hay desamor más grande que la falta de amor propio... Cierto. Ojalá te quisieses. Ojalá yo me quisiese. Vaya mierda. Me has dejado triste.
Un beso.

Carina dijo...

Dicen que cuando algo te duele no es que todos los golpes vayan ahí sino que les prestamos más atención porque duelen. Supongo que pasa un poco más de lo mismo con el corazón, pero también dicen que los corazones con el tiempo dejan de doler y últimamente hace un tiempo precioso.

lunáticasuicida dijo...

¿Le llega el tiempo al olvido?
Leerte siempre rompe algo más en mí, gracias.

Anónimo dijo...

Que te rompe?

Anónimo dijo...

Tener que leerlo dos veces para acabar de creermelo. Viva la nostalgia !! Seguro que unas bragas bajadas te hacen olvidar, pero intentar olvidar es el modo mas estupido de recordar. Las Musas siempre acaban ganando !

G. dijo...

Abril, mi mes favorito. No viene mucho al caso supongo, ya que a ti te cabe en un bolsillo. Excelente texto, como siempre.
Besos :)

Anónimo dijo...

Eres poesía. Jamás entenderás el efecto que causas en mí con cada letra, tus letras tienen banda sonora (supongo que te sonará). Por favor, nunca dejes de escribir. Creo que te odiaré algún día, quizás cuando la luna llena grite algo que no sea dolor. Ejem. Y cada vez que el sol brille y sienta que el invierno se ha ido ya. Perdoname, a veces confundo perdonar y querer. A veces. ¡Ojalá te vaya bien, en serio! le pido a abril que te haga feliz. Y similares.
Esperaré a alguien como tú con el café en mi habitación y la puerta medio abierta, estoy dispuesta a conocer que versos esconde tu cuerpo y tu mirada. Y que canciones cantan tus silencios.
¡Bonita noche (y bonito tú y tú poesía)!

Anónimo dijo...

Perdoname, a veces confundo odiar y querer*. Siento las faltas de ortografía.
(espero que no leas mi comentario y pienses que estoy loca).

Katherine. dijo...

Creo que te amo.

Klerys Rodríguez dijo...

Lo volviste a hacer. Leerte por las madrugadas es mejor que masturbarse.

Klerys Rodríguez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mrs.Poulain dijo...

Siempre hay que dar gracias por los daños. Porque con ellos se construyen los años y la vida y lo que eres.

Volver aquí es como volver a casa por la noche cuando nadie te oye.

Gracias.

Agnes dijo...

ESPLENDIDO TEXTO.
Nada más que añadir.
"Lo malo de mi soledad es tu existencia".
Espléndido, sencillo y ardiente.

Anaís Arantxa dijo...

Ya no se que escribirte, siempre me gustan tus poemas =)

Loree Rizzi dijo...

"Decía con los ojos en mi boca.
- Eres el único hombre que jamás
me ha hablado de otra mujer-
Como si eso me hiciera mejor persona.
Ignorando que cuando me besó
ya nunca hubo otras mujeres,
ni antes, ni después.
Tampoco ahora."

No todos tus poemas me gustan, de hecho me molesta bastante cuando usas palabras como "culo" y "tetas", pero tenes siempre algún versito que me sorprende.

Anónimo dijo...

Ernesto, escribe algo para ese amante inevitable, para el que te jode la vida y aún así...

María Góngora dijo...

No se me ocurren palabras mejores que "culo" y "teta" para meter en un poema...

bueno, quizá sí, me encanta cuando utilizas la palabra "coño"

Y tú no escriber "versitos" escribes "VERSAZOS" así, en mayúscula. Como la vida. Real y tangible, como los culos, las tetas y los coños.

Que nadie te diga lo que tienes que escribir, POETA, tú eres GRANDE porque haces de cualquier palabra un POEMA, y de los GRANDES, SIEMPRE...

Gatomaquia dijo...

Para cuándo nuevas existencias de "De Laura y otras muertes"?

Susana Hernandez dijo...

La noche esta fría
Aquí es otoño.
Mi cuerpo físico esta "botando las hojas"
Y mi árbol luce con colores hermosos y yo siento sin embargo el vacio de tu ausencia.
Quiero verte y tu estas a un paso y tan lejos.
Puedo sentir tu dolor y en tu cara se refleja mucho enfado.
Y eso me hiere profundamente.
Al momento me viene el recuerdo del sonido de tu voz y aún siento que me estas amando.
Vibro con ese recuerdo y aunque he intentado olvidarte fantaseando con arrojarme a otros brazos, yo si que he pensando y casi me obligo a serte infiel pero eso es imposible.
No hubo mas amor desde que tu no estas.
Yo te busco cuando me he encontrado cuando he limpiado mi árbol de hojas muertas y voy corriendo a darte oxigeno...a sanar tu corazon que respira el dolor de seguirme amando y resistirte a olvidar porque en ese recuerdo es donde encuentras alivio a este mes de Abril...
Tu pones mi nombre a la letra de Sabina,
Yo siento el tuyo cuando la canto
Quisiera poderlo gritar
Los lunes que te debo....
No puede ser
Y eso no es una tortura porque en este desamor encuentro la felicidad de sentirme muy amada. Te quiero
Me doy cuenta, me hace sentir culpable.
No haberte amado al no preferir tu felicidad con la que pueda calmar tu dolor aunque signifique mi olvido.
Quisiera estar a tu lado y me perdono por no amar. Te libero ahora y dejo que seas feliz.
Eso, me sana .
Sin embargo, no me cabe el desapego contigo.
Solo el ego me separa de sentir el vacio que me lleva a encontrarme amandote.
Tengo por delante lunas hasta llegar a ti ...
Las edades de Eva que anda conjurando a sus diosas de mujer y nutriendose de los metales aurum, argentum, estaño, hierro, mercurio y plomo... El cobre para sanar.
Amor, cuanto te extraño!

Adriana Alba dijo...

Una belleza.
Felicitaciones, fue un gusto conocer tu espacio.
Cariños.

Anónimo dijo...

Sí, por favor. Y de otros títulos también.

Foxy Lady dijo...

Cada verso que escribes es como una patada en toda la boca. Como darse cuenta de que a ese florero le faltan flores. Como mirar el mar sin preguntarse donde acaba. Y me encanta.
Es como si...

¿Sabes cuando tienes una herida
en el dedo por ejemplo
y todos los golpes van ahí?

...

Sé que es un punto de vista un tanto extraño, pero te aseguro que es un halago. Y en el fondo, sé que me entiendes.

Ro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Yp Gar dijo...

Muy lindas palabras, inspiración que brota por los poros!

INFRAESTRUCTURASENA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.