jueves, 3 de julio de 2014

Al otro lado de mi silencio


Me ven solo y piensan que estoy triste.
Se preguntan por qué no soy capaz de relacionarme,
por qué no acompaño sus risas,
o me hago partícipe de sus historias cotidianas.
Por qué no les cuento algún secreto inconfesable
para así no tener que avergonzarse de los suyos.

Ni uno solo de todos ellos
ve mi soledad como elección.

Ellos, que cuando por fin te decides a hablar
encuentran en tus palabras alguna similitud
con aquello que les ocurrió una vez
y dejan tus labios huérfanos de la siguiente frase
para mover los suyos hasta la extinción de la saliva.

Los mismos que te preguntan el típico  - ¿ Hola que tal?
Y se apoderan también de la respuesta.
Siempre estarán mucho mejor o mucho peor que tú
porque incluso a la hora de estar jodidos
también necesitan la victoria.

Soy yo el tipo raro,
el que solo ha movido un pie en toda la fiesta,
el que va ya por la cuarta copa
para soportar con cierta dignidad
cada uno de sus diálogos.
Que a Noelia el sexo anal le parece un asco,
que Víctor ha dejado preñada a una tal Eva,
que han echado del trabajo a Sergio
y que a quién coño le va a extrañar con lo flojo que ha sido siempre.
Que con Alba todos coinciden en que cada día está mas gorda
pero justo cuando ha aparecido,
han alabado su vestido
y le han confesado que le está sentando de maravilla
ese nuevo gimnasio.
Que Alvaro ya ha ido cuatro veces al baño
y nadie puede mear tantas veces en tan poco tiempo.
Que eso es lo que tienen las malas compañías.
Luego una hora después, Alvaro, las malas compañías
y los mismos que me lo han dicho
hacen cola en la puerta del aseo
moviendo la mandíbula al ritmo de una canción
que ni siquiera oyen.

Y en toda esta selva
la única persona que me importa ni me mira.
Sus ojos me dirían más
que todas las lenguas juntas
de este maldito mundo.
Y si además se acercara
yo no solo movería un pie.
Tal vez hasta le contaría algo gracioso,
los lunares de sus brazos
y un secreto.
O cien.
Y hasta puede que en esta mierda de noche
yo también supiera sonreír.

Pero ni caso.
Yo soy el hombre extraño.
- Habla poco. Dicen.
- Ni siquiera mira a los ojos. Murmuran.
- Es demasiado antipático. aseguran.

Y ella, la chica que no me observa,
se va de la mano con él,
el chico con el récord en abdominales
que desea comprobar si lo de su novia Noelia y el sexo anal,
no es una moda extendida.

Yo me marcho a casa sin más.
Mientras la gente nunca logra entender
porque siempre estoy tan solo
y yo jamás conseguiré explicarme
como ellos todavía
son capaces de aguantarse.

23 comentarios:

Anónimo dijo...

Parece que describes perfectamente mis emociones. La mejor terapia es reconocerme en tus relatos. Mil gracias.

Anónimo dijo...

Leer y sentirse identificada no tiene precio, gracias por compartir.

Mariangel dijo...

Adoro la forma que tienes de expresar el sentir de muchos en laa fiesta vacías, llenas de sinsentidos, apariencias y pretensiones, que nos tachan de antipáticos sin saber que tememos razones de sobra para alejarnos de lo "políticamente correcto", no me queda más que agradecer tus letras y decir una vez más, aplausos! !!

Anónimo dijo...

Simplemente eres un genio, me encantan tus letras.
Saludos desde México.

Anónimo dijo...

Y como todos, me siento identificada. No por querer ser más o decir que mi vida es màs triste, sino porque en todas las fiestas hay una persona que se siente sola rodeada de tanta gente. Como siempre sabes describir a la perfección el estado que muchos no sabemos (o no queremos) aceptar.

Anónimo dijo...

muaaa

https://www.youtube.com/watch?v=TRbYOndHY1s

Anónimo dijo...

Escribes y parece que me mire en un espejo demasiado cruel. Me haces sentir cosas que no me había dado cuenta que sentía.

María Góngora dijo...

No dejes de ser nunca el "tipo raro"...

Defendamos la tristeza, sí. Es la única manera de mantener el equilibrio, y a raya las cicatrices.

Salud, POETA.

Siempre superándote.

Nuri a dijo...

Y que no cambies. Te abrazo, tipo raro. Me gusta lo de contar lunares y secretos, sí.
Un beso poeta.

Sonsoles dijo...

Es la primera vez que te leo algo, donde se te ve ;) a ti
Un placer conocerte.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Lo bueno de cmplir años es que ya te da igual lo que piensen de ti los demas. Lo malo es que sientes que el tiempo se te escapa y esa persona que quieres no acaba de llegar.
Pero no hay que perder nunca la esperanza, es lo que nos mantiene vivos en este mundo tan raro para los sensibles...

Anónimo dijo...

A veces me sorprendo de no tener nadie que me sorprenda...solo ella lo logra...por suerte a veces con su boca.

estrella dijo...

Hola Ernesto!!!!
Las apariencias en nuestra sociedad, parece que es lo único que importa, que los bichos raros, son aquellos que se mantienen al margen de los chismosos, tan sólo uno quiere mantenerse fiel a sí mismo, tan difícil es de comprender??, no todo el mundo es capaz de aguantar tanta charla y encima sonreírles la gracia.

Muy bien escrito, me parece perfecto.
Un abrazo!!!!

Xan Do Río dijo...

Me gustó, espero que un día te vayas con esa chica.

Lidikas dijo...

Y es que ahora mismo acabo de apagar mi cigarro de las 5:30 de la mañana por quedarme sin palabras tras leer las tuyas que tan bien me describen o también puedo pensar que somos alguna de esas personas que entienden la vida de manera verdadera, al que le importan las personas por encima de todo. Gracias por haber compartido todo esto y por encontrar a alguien o algo a lo que poder aferrar me y llamar realidad, espero que puedas encontrar lo mejor porque a simple vista y por encima ya te lo mereces aunque la gente de alrededor solo oiga ruida(y no escuche lo relamente verdadero)

Anónimo dijo...

Si pudieses manifestarte y por compartir unas palabras contigo seria estupendo

Anónimo dijo...

no creo extraña la soledad en un poeta; ven hondo,sentido,.. y vamos ... esto es el mundo.
cuesta encontrar compañías que sean mas valiosas o fructíferas que la soledad.
Tú, unas de mis mejores compañías... no tardes tanto en removerme el alma...jjj beso.

jair sepulveda dijo...

Excelente como escribes, como expresas diferentes emociones de un solo hecho, de una sola persona o de varias... En muchos versos me veo en esas situaciones y con esos pensamientos, y en los que no he vivido, mi imaginación y sentir se apropian haciendo lo propio.

Gracias por compartir todo eso, gracias.

Raul91_tc dijo...

Gracias por tu blog, a veces sienta bien sentirse identificado sin tener que expresarse, a pesar de que mi musa me inspira los más bellos versos, ella es fría como el gélido invierno Burgalés.

Marina Camacho dijo...

Eres realmente increíble!! Leerte es una auténtica maravilla!

Anónimo dijo...

Ser diferente, te hace único.
Te digo, de desconocido a desconocido, que lo bonito es ser diferente.
Que como todos, te entiendo; y si somos un todos, piénsalo, formas parte de un plural, ya no estas solo.
No voy a juzgar nada de ti, porque como ya sabes, bastante saben otros cosas de uno mismo que ni tu lograrías inventar.
Por si cabe duda, me encantan tus letras.

milimetroametro dijo...

Quizá alguien triste, que nunca colecciono abdominales, miraba al hombre triste mendigando una mirada

Anónimo dijo...

Maldito mundo hipócrita dónde a cada quien sólo le importa él mismo, o ni eso....