viernes, 28 de agosto de 2009

Ladridos

---------------------------------------------------------


No me gustan los perros de la vecina de abajo
pero me encanta lo de abajo de la vecina.
Y lo de arriba.

--------------------------------------------------------


Arriba precisamente vive Carmen,
esa si que es una señora,
que da los buenos días en el ascensor
y a veces las buenas noches en la terraza.
Y no miente,
porque cuando ella está en la terraza
las noches son buenas,
sobretodo cuando lleva la bata escotada
de ese color que solo ven los dáltonicos.
Y no tiene perro aunque a menudo
se oye ladrar a su marido.

--------------------------------------------------------



Lucía vive en el cuarto B
B de bruja, de borracha, de bastarda.
Pero también de bella y de bonita.
Lucía es lesbiana
y todas las veces que yo he deseado ser una mujer
fueron por su culpa.
Tampoco tiene perro,
tiene dos gatos, ocho pájaros
y cuatro peces
y algo que se parece a una tortuga
aunque ella le llama mamá.

----------------------------------------------------------

- Hay que tener alas para vivir en un ático-
Eso me dijo Mónica la primera vez
que me dejó asomarme a su balcón y a su escote.
Por ese orden.

A veces baja hasta mi casa
y se lee algunos de mis poemas en voz alta
luego me besa la frente
y nos bebemos una botella de ron.
Bebemos para olvidar que nos olvidan.
Creo que siempre acabamos follando
pero el alcohol nos sirve como amnesia.
Y como excusa.
A la mañana siguiente incluso antes del desayuno
ella se pone sus alas y alza el vuelo
y yo aúllo como un perro solitario.

--------------------------------------------------


Lo peor es cuando duermo solo
y te busco en el colchón,
que el cartero no se sepa tu nombre en el remite
y llamarte y que no haya respuesta.
Lo horrible es la ausencia de caricias
y de mordiscos,
que nadie se alegre cuando llego a casa,
ni me haga compañía mientras ceno.

Indudablemente he de comprarme un perro.
Le pondré tu nombre.

3 comentarios:

DeaR dijo...

Ladridos a la luna!

Me parecen excelentes!

Una idea muy original, como todas las que se te ocurren.

El primer ladrido es genialisimo.

Bletisa dijo...

Pero que bien ladras, Pérez.

Bibiana Poveda dijo...

geniales!!!!!!!!
saludos, ernesto.