jueves, 3 de febrero de 2011

Glup, glup, glup

Deberías aprender a nadar,
antes de que este muerto
o tenga dos hijos.
(que no sé que es peor en este caso)

Antes de que mi emoción se reduzca
a robar paquetes de chicles
en los extensos pasillos del carrefour.

De que me crezca la curva de la infelicidad,
mientras canto los goles
de algún futbolista tatuado,
como si el éxito suyo se pudiera compartir.

Antes de que tenga que tomar pastillas para no soñarte.

De pedir frente a las velas cada cumpleaños
el deseo de verte con tu bikini blanco
saltando en la orilla de mi playa.

Deberías aprender a nadar,
a hacer el boca a boca
el cuerpo a cuerpo,
la guerra de la piel,
la de los besos,
la paz de los abrazos
y los orgasmos.

Antes de que olvide nuestro idioma
y el scrable me parezca apasionante
y hacer el misionero los domingos
el desahogo vital de mi existencia.

De que la nostalgia pistola en mano
apunte con tus recuerdos a mi nuca
y prefiera que dispare sin clemencia
a la amnesia para siempre de tu nombre.

Deberías aprender a nadar sirena mía
antes de que suba la marea
y me ahogue en este charco de la vida.

9 comentarios:

Gracielawer dijo...

Y qué tal si le enseñas?

aina dijo...

Qué razón tienes, los días pasan y hay que aprovecharlos en su momento, perder oportunidades es de cobardes.

Genial tu poesía, toda, siempre.

Lucía dijo...

Deberías de amarla ahora y dejarla, para que no se ahogue en ese posible futuro tan desolador. Besitos (siempre).

CAOS dijo...

Es brutal. Me quedé pensando algo ingenioso que ponerte, pero los versos rebotaban en mi cabeza. Me quedé en blanco. Sólo me salió eso. Brutal. Redondo. Perfecto.

Todas las sirenas deberían saber nadar, lo mismo es que de tanto calzarse los zapatos, se han olvidado de como se chapotea.

Un abrazo, POETA.

Charcos dijo...

lanzarse aunque sea a nadar por las aceras y las piedras... que más da!!!

al final todos sabemos

es el miedo el que no sabe

-Anna- dijo...

Me gusta el temor universal al paso del tiempo que se asoma de las costillas de este poema.
Magistral, pequitas.
Beso =)

Claudieta dijo...

Hoy te veo un poco plof.
¿Te has cortado el pelo? A lo mejor te ha pasado como a Sansón.
Nunca dejes para mañana lo que puedas hacer hoy, por si acaso,,,,,muaaaaaaa

ppedrodom dijo...

Este charco de la vida que no nos ahoga, y se burla de nosotros mientras sube poco a poco...

goab dijo...

Habrá que hacer splash para no quedarnos choff aunque si lo pienso hummm este poema tiene mucho de salvavidas, por lo pronto, va de boca en boca.



Salud