jueves, 17 de febrero de 2011

Ilumíname y yo pago la factura

Estoy seguro que no tenerte en perspectiva
es lo más parecido a quedarse ciego.

Que sin ti desfilando por el blanco de mis ojos,
todo es negro.

Aunque sé que si los cierro fuerte y te pienso
aparece el azul de tu falda de vuelo
o el rosa de aquel jersey que te regaló tu madre
cuando le prometiste al cumplir los dieciocho
que aún eras virgen.

El rojo sangre de tus zapatos más perversos
o el amarillo soleado de tu goma del pelo.

Ay! tu pelo, nunca un olor me había excitado de esa manera.

Y Ojalá ahora fuera capaz de recordar el nombre de tu champú
me lo compraría al instante
con tal de olerte en mi mismo.

Mis ojos.
Eso le regalaría al primero
que me dijera qué llevas puesto ahora.

Aunque sé que si los cierro fuerte,
te veré con uno de esos pijamas
huérfanos de algún botón
como si el morbo contigo
siempre tuviera dedos.

O con aquel impactante sujetador naranja
cuyos tirantes siempre fueron adictos al vértigo.

Todo es eclipse desde que no estás.
Y lo confieso,
tengo miedo.

Y maldigo esta oscuridad que inventas
que es como estar de luto eternamente,
como vivir en un perpetuo parpadeo,
igual que una ceguera indefinida,
el no tenerte en el próximo horizonte.

Y ahora que seguramente estarás fingiendo el tercer orgasmo
en una cama con alergia al matrimonio,
yo solo, triste y a oscuras,
solo espero que alguien de una vez por todas
me encienda la luz.

15 comentarios:

Giovanni-Collazos dijo...

romanticismo puro y duro, es lo que veo. ;-)

Abrazos, brother!

Gio.

Arena dijo...

Me encanta me encanta me encanta!! desde la primera frase impactas!
De verdad que eres un pecado

Daniella dijo...

genial!

aina dijo...

Sí, éste te ha salido muy romántico. Rezuma sinceridad.

Gracielawer dijo...

Me encantas, ¿sabes por qué?

Porque en cada poema que publicas siempre encuentro fragmentos con los que me identifico. Y no sólo como destinatario, sino como remitente. No sé cómo, pero en cada poema tuyo encuentro algo (ya sea una caricia o una bofetada), que me 'llega' o que podría dedicar.


Mi admiración para ti. :D

CAOS dijo...

¿Sabes una cosa, Poeta?

Los eclipses no duran para siempre, sólo el tiempo necesario que te permita escribir un poema como éste.

Estoy segura de que más de una está ahora buscando y rebuscando el interruptor para encender(te) la luz. Si es que incitas al pecado...

Abrazos desordenados.

Bletisa dijo...

No sé ni qué decirte.
Bueno si
"Estoy seguro que no tenerte en perspectiva
es lo más parecido a quedarse ciego"
(quedarme diría yo)

Me sobra el resto del poema para mis intereses.

Hoy estoy egoista Ernestito.

Mayte Sánchez Sempere dijo...

Estupendo, me gusta... como siempre :)

Besos

Erev dijo...

Eso es.
:)

Belén dijo...

Envidia. ¡Quién no desea ser tu oscuridad!

Ema dijo...

Es el primer poema que te leo, donde te creo la mitad...

Blog A dijo...

A mi me da pena comentarte..
aun sigo colgada con la frase " huesped en al ático que abandera tus muslos" pufff para flipar.
"Que sin ti desfilando por en blanco de mis ojos todo en negro"

Marya J. dijo...

¡Buenas!
He estado buscando blogs interesantes.
Soy Marya,
mi blog se centra en las letras.
Si te interesa la escritura, la poesía y los ensayos, más que otras banalidades que hoy día se valoran...
si no tienes tabúes que te restrinjan, y prefieres decir lo que piensas...
si quieres saber sobre el proceso de creación de libros de una autora de dos publicaciones y así sus cambios hasta la locura...

échale un vistazo a mi blog,
y si te gusta, que nadie te calle, ¡síguelo!
http://librosy3.blogspot.com

Mrs.Poulain dijo...

Seguro que su marca de champú ni siquiera está en el mercado...

Ais. dijo...

Fascinante, como siempre, una novela digna de peli. Imagino voz en off, profunda, contandolo... :)

Saludos,
Ais.