sábado, 27 de septiembre de 2014

Lloviendo por no llorar


Te perdí en un abrazo,
hoy lloran los aeropuertos.
Está lloviendo dicen otros.

Te recuerdo de espaldas,
dos maletas y el pelo suelto,
era jueves creo.
Nunca me río los jueves.

Se cruzaban las llegadas con las despedidas,
en un abrazo nadie sabría diferenciar
quien trae el amor y quien se lo lleva.
Es el número impar el que a los cinco minutos
te cuenta el secreto.
Nunca el dos fue tan divisible.

Ha pasado el tiempo, ya es otoño,
el verano fue una puta con jaqueca,
le he dicho hasta la próxima
con unas simples mangas largas.
Ojalá todo fuera tan fácil.

Sigue llorando,
la ventana del salón parece que ha tenido un orgasmo,
hay gotas de sed que deletrean tu nombre,
echar la persiana es como dormir del otro lado
de uno mismo.

Odiaba la lluvia hasta que se vio en un charco,
luego ocurrió que hubo nubes
enamoradas de su pelo
y un desahucio de paraguas
en el pecho.
Hoy si quiero algún relámpago
me acuerdo de su sonrisa.

No miré si el avión pintó en el cielo un corazón roto,
no se si a través de la ventanilla  la ciudad
se te hizo tan pequeña que la olvidaste.
Supongo que me marché,
que era jueves
y que no había llovido todavía.

Y ni de eso estoy seguro.
Tal vez mañana en lugar de en un aeropuerto,
te perdiera en una nota pegada en la nevera,
en un tren en dirección contraria,
en un beso de otro,
en una carta sin remite,
en un coche a ciento sesenta
por la autopista más triste de mi alma,
o en un suspiro.

Cualquier cosa es valida para no aceptar la derrota.
Por que alguien que ha probado tus labios
ya nunca puede aprender a perder.

Y no, no hubo aviones,
ni aeropuertos.
Tampoco abrazo.

Pero el cielo sigue llorando.



16 comentarios:

Angypixi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Angypixi dijo...

Aquí tambien llueve Ernesto...

Anónimo dijo...

Al fin, he estado abriendo esto desde tu último texto y no creo que haya sido una pérdida de tiempo, gracias.

Bego Asomadaalalocura dijo...

Pero el cielo sigue llorando...
Percioso!!

Carmen Albaladejo dijo...

precioso

Genetica Inexacta dijo...

¿Cuánto tiempo ha pasado desde que nos conocimos por aquellos "mundos" de poesía? Y ha llovido mucho, muchisimo, a veces por no llorar, otras veces por no ser lunes... Te hiciste grande pecadito,mucho, y me encanta verte así, con tanta gente alrededor admirando tus letras, porque ellas y tú lo valeis.
Mis lunes siempre serán tuyos, los quieras o no.

Besos desde el este

Anónimo dijo...

esmuy muy triste...
y si un final mas felíz?
no extremadamente, pero un poquito...

https://www.youtube.com/watch?v=QHriaLLGgS4

un abrazo..

estrella dijo...

Hola Ernesto!!!!!
De una triste belleza has escrito una despedida de amor, nostálgica, al igual que miras unas gotas sobre el cristal y ves sólo tu reflejo, carreras de agua que no llegan a ninguna parte, tan sólo al marco de la ventana, al sentimiento profundo de un adiós.

Abrazos lluviosos!!!!

Anónimo dijo...

No sabes, cuanto ha llovido, desde hace un mes esperaba algo que escribieras :( soy tu fan y muchas gracias de vdd por ponerme así, justamente apareces en el momento que más lo necesito o tal vez es que me gusta ponerme así para leerte, eres grande Ernesto muchas gracias

Anónimo dijo...

Cada párrafo una pieza de un puzzle pero con sentido propio y si las juntas encuentras la imagen perfecta aunque duela.

No me quedo con una frase, me quedo con el todo.

Eres un puto crack

Anónimo dijo...

genio filodaputa!

Vuelve y Quédate dijo...

Y cómo llueve...empaparnos...para encharcarnos el corazón... =`)

Glu R dijo...

Profundo

Ann dijo...

Me he enamorado. Locamente y sin remedio de todo lo que escribes.

A.S.R. dijo...

Nunca dejes de escribir. No soy quién para decirte lo que vales, pero, como digo lo que quiero, te lo digo: vales.

Pd: tampoco soy quién para pedirte que te pases por mi blog... Entonces qué, ¿te apetece pasarte?

Un saludo.

A.S.R.

Isa dijo...

Vé a buscarla, por favor.