miércoles, 6 de abril de 2016

Poema a favor del insomnio

Esto es el mar cariño,
aquí papi ha sido tan feliz
que a veces tenia agujetas en la mandíbula.

Cuando mamá estaba cerca
era como si el aire que respiraba
me hiciera cosquillas por dentro.

A veces a tu madre le daba por nadar tan lejos
que las olas en lugar de romper
volvían para poder acariciarla.

Y allí en aquella piedra, la segunda,
la que tiene forma de perro tumbado
nos dimos nuestro primer beso.
Nos estuvimos mirando a los ojos
más de media hora,
hasta que por fin ella,
que siempre fue más valiente
se juntó a mis labios.
Es lo más cerca que he estado de volar
en toda mi vida.

Recuerdo que llevaba un vestido verde
y que era ella la que le daba luz a la luna.
Aún está guardado en el armario,
cuando crezcas y te le parezcas tanto
que me duelan tus novios
como patadas en el alma,
te lo pondrás frente al espejo
y entenderás sin preguntas
cuanto puede amar un hombre.

Hicimos muchos planes mi niña,
yo prefería jardín,
ella terraza,
yo que mejor a las afueras,
ella que céntrico y ruidoso.
Yo con miedo a los bullicios
ella de blanco y por la iglesia,
yo de barrio como siempre
ella  París que es tan bonito,
yo que cantara aquí en mi oído,
ella poemas a su boca.
Y tu nombre por supuesto,
eso también lo planeamos
 y creo que es en lo único
que siempre estuvimos de acuerdo.

Sonabas tan bien
y tan rubia,
y tan nuestra.
Y eso que aun no eras más que el soplido
sobre alguna tarta de chocolate.

Y allí,  justo detrás del centro comercial,
está el parque donde acabaría empujando
a las dos sobre los columpios,
a ti para escuchar tu risa
y a ella para que de una vez por todas
separará los pies del suelo.

Hay personas pequeña
que no saben soñar.

Y ese el tobogán causante
de la cicatriz de tu rodilla
y del beso para curarte
mucho más eficaz que la mejor de las farmacias.

Y aquel el campo donde dictaríamos clemencia
sobre la belleza de las flores,
esta la heladería donde mancharías de fresa
tus sueños y los míos,
ese el kiosko donde pagaría tu sonrisa
lo que gritara tu dedo
y el colegio donde aprenderías por fin
por qué decía infinito después de los te quiero.

Si hubiéramos sido capaces de cumplir
la mitad de las promesas
y mamá no se hubiera marchado
a nadar lejos,
mucho más lejos de mis ojos,
con otras olas,
otro vestido
y otros besos.
Si  ella hubiera aprendido a soñar
y a columpiarse,
y yo hubiera aceptado ciudad
y mis complejos.

Si tú hubieras nacido querida Ariadna
te juro que habrías sido la niña
más feliz del mundo.

Y yo el culpable.

48 comentarios:

Hanna Gilles dijo...

¡Impecable y hermoso como siempre!
Gracias Ernesto...

Gabriel Dutto dijo...

Excelente

Jair dijo...

Esta vez me has hecho llorar... Como cuando una historia está escrita por otra persona pero es la tuya... Saludos de México amigo Ernesto

Ghiss dijo...

No se, escribes de una forma que me llega al alma, me encanta.

estela ela dijo...

Me encanta.

Vilma Doria Espitia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Vilma Doria Espitia dijo...

la perfección hecha letras.

Maria Martínez dijo...

Sin palabras me quedo. Me encanta.

Maria Martínez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
estrella dijo...

Hola Ernesto!!!!!!
Qué puedo decir, querido amigo... Es un poema lleno de ternura y de nostalgias y me ha emocionado muchísimo. Lo he leído y se recita tan bonito...!! Que las palabras se enlazan solas con los versos.
Mi enhorabuena por tan bello poema, gracias por escribirlo.
Un abrazo enorrrrme lleno de cariño!!!!!!

Xan Do Río dijo...

Me encantó, muchas gracias!

Anónimo dijo...

Como siempre un placer leerte, tus palabras son una delicia.
Desde que te leí por primera vez me pregunto si Laura te leerá y de ser así que le provocará. Por que yo me derrito con cada poema tuyo.
Un beso desde México

Anónimo dijo...

No words... love it

Susana García Guijarro dijo...

Otro que no ha dormido anoche. Ya somos dos. Asi que hoy a ver si descansamos mejor. Del poema, ehhh buenoo, no voy a decir nada porque sino se me van a echar encima tus fans... Asi que me reservo opinion.

Un saludo y voy a ver si descanso hoy y no te tires tanto tiempo sin escribir que te echo luego de menos.

Aldana L. dijo...

No podria explicar lo que me genera leerte.
Es admirable tu talento, siempre te recomiendo porque mereces el reconocimiento de quienes aun no han tenido el agrado de suspirar con alguno de tus versos.
Hace algunos años que escribo, y deseo poder lograr inspiraciones como las tuyas.
Te saludo desde Argentina.

18 susurros del viento dijo...

Ando releyéndolo por tercera vez y aún no me creo el final.
Qué poema tan bonito, cuanta ternura y cuanto dolor a la vez...
Me ha encantado.. sin duda, uno de los mejores poemas que he leído en mucho tiempo.
PD: me anclo por aquí, no quiero perderme ninguna nueva publicación tuya. Mil besos Ernesto!

Me^^ dijo...

Increible y admirable

Juliana L dijo...

....sin palabras porque no se puede hablar cuando el aliento se ahoga con las lágrimas que dejaron de ser ajenas para ser mías...

Juliana L dijo...

....sin palabras porque no se puede hablar cuando el aliento se ahoga con las lágrimas que dejaron de ser ajenas para ser mías...

Siénteme dijo...

Ojalá tuviera palabras a la altura.
Bravo.

:)

Yannia Chirivella dijo...

Sublime...no soy amante de la poesia pero estoy a puntito gracias a tus poemas...te conoci por las publicaciones en fcbk de un amigo..al q tendre q darle las gracias...besos dsd Tampa..Fl.

Yannia Chirivella dijo...

Sublime...no soy amante de la poesia pero estoy a puntito gracias a tus poemas...te conoci por las publicaciones en fcbk de un amigo..al q tendre q darle las gracias...besos dsd Tampa..Fl.

Isa ortiz dijo...

Realmente me ha maravillado la sensibilidad y cómo traspasas.. Cómo nos haces comprender perfectamente lo que sucede con ese final sublime.. Te aplaudo entusiasmada,porque realmente me dejaste un nudo en la garganta y lágrimas en los ojos.. No te conocía,pero ya me aprendí tu nombre ;-) Graciass

Anónimo dijo...

...lo que no fue...,
se pasa de triste..
un abrazo grande a tì; se te extrañaba infinito.

Ivan Jimenez dijo...

Me ha encantado el sentimiento que me transmitió este poema. En cuanto leí el final mi piel se erizó, como sintiendo sobre mí la melancolía y la soledad de quien lo vive. Simplemente hermoso poema, gracias por tus letras!

135 dijo...

Ese último parrafo... Destroza todo con una facilidad y a la misma vez una fuerza... Pero la belleza de cada letra hace que sea algo placentero sentir tanto dolor...

jordim dijo...

Muy bien parido, voy a mirar más bajo la falda del blog.

Rossy Josabet dijo...

Es precioso, es un poema para sonreír y después acabar llorando. Gracias Ernesto, usted nos llena.

Anónimo dijo...

https://www.facebook.com/ElUltimoSuspiroO/

Aquí hay alguien que no sabe quien eres tú, pobrecita, habrá que darle una pista de tu nombre para que firme los textos que te copia.

Soldadito Marinero dijo...

Muy bonito, nada mejor que hacer con el insomnio que leer... :) Un saludo

Anacanta dijo...

Los sueños empiezan así, maravillosos.
El despertar es lo difícil.

Un saludo

Diego dijo...

Vos sos de los míos! Me encanta leerte.

Anónimo dijo...

Y el verso se hizo carne y tembló en todas las orillas de la piel.

Daltvila dijo...

Solo el soplido sobre una tarta de chocolate...

Tan sencillo y cercano y tan sublime.

Tus letras son hermosas y al leer el poema siento que la lectura me lleva.

Carmen Albaladejo dijo...

Me encanta.

MR dijo...

Poca gente me llega tanto
Precioso.

RECOMENZAR dijo...

Tu intensidad se trasmite cuando escribes

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Qué belleza, qué ternura, cuánto amor... pero cuánta tristeza.

Un abrazo.

Susana García Guijarro dijo...

Jovarrr esto de las nuevas tecnologias no va conmigo.Te he escrito en facebook un mensaje y no se si lo habras recibido pues no se que narices he hecho que se ha borrado. Solo decirte que hoy al salir del portal xra ir a la escuela oficial de idiomas, m he encontrado cn el cartero que iba a llamar a mi piso y entregarme un certificado. Cdo lo he abierto he dicho yujuuuuu. Asi ke ya tengo mis placeres xra este verano. Tus libros y mi cafecito.jaja. Bueno darte las gracias x ello y tb daselas a quien me contesto en el email de flotar y otros vuelos, pues madre mia que lata la/le di. Bueno voy xra mi clase mas contenta que una perdiz y espro cm te comentaron x ahi que un dia nos sorprendas cn el poemario de un año din ti. Un besote

Demian dijo...

Una belleza en el mismo poema...

Anónimo dijo...

Esta hermoso<3

Uno más, Ernesto, ¡porfavor!

RECOMENZAR dijo...

Intensidad
Nostalgia
de un encuentro entre vos
tu pasado tu hoy
y tus letras
abrazos con luz

Unknown dijo...

Ufff y no tengo ahora palabras para describir lo que me hiciste sentir...

Anónimo dijo...

siento que he invadido la privacidad de este hombre al leer el poema. diento que acabo de interrumpir esa intimidad qie se tiene solo con el "yo" de uno mismo. cuanto dolor.

Isangel Ortiz dijo...

Dejas sin palabras una y otra vez. Joder!

Isangel Ortiz dijo...

Dejas sin palabras una y otra vez. Joder!

Rosario Martín dijo...

Fantástico, no hay más palabras,sólo fantástico.
Saludos

Anónimo dijo...

Aquí una Ariadna a la que enseñas, hacia tiempo que no releía tu blog pero como siempre... Gracias! Porque no existe otra palabra... Aunque para esto que tu dices en mi tierra tenemos un nombre... Morriña... Saudade... Dos soños.