miércoles, 29 de octubre de 2008

Un día de estos

Un día de estos entro en tu casa,
con un arma en la mano y te acribillo
aunque sea de agua.

Todo sea por desahogarme.

O secuestro tu perro flaco
y te pido de rescate un beso
o dos caricias.

Todo sea por consolarme.

O te regalo un ramo de flores
con olor a cloroformo
y así mirarte sin chocar con tus ojos.

Todo sea por degustarte.

Un día de estos te persigo por las calles
pisando tus pisadas,
amando cada huella.

Todo sea por orientarme.

O cojo el primer tren que te esquive
huyo de ti como un cobarde
y empiezo una nueva vida.

Todo sea por resucitarme.

8 comentarios:

Lázaro Suárez dijo...

se termino, ahora toca resucitar.

me gustaron las metaforas que usaste, en especial la primera... aquello de disparar balas de agua creyendo que matas a fuego.

un abrazo, y que resucites bien

el secreto de las tortugas dijo...

Pues a mi me encantó la estrofa: O cojo el primer tren que te esquive
huyo de ti como un cobarde
y empiezo una nueva vida.

Todo sea por resucitarme.

Creo que necesito hacer algo de eso :(

pecadocapital79 dijo...

Che Lazaro siempre te gusta lo macabro, un saludo amigo, gracias por pasarte.

Nunca es tarde tortuga, gracias por venir, saludos.

Cristal Violeta dijo...

Yo tambien necesito un tren o un barco, o un paracaidas, o todas las cosas juntas...el caso es resucitar.

Siempre, siempre es un gusto leerte

pecadocapital79 dijo...

Para resucitar hay que morirse y tu estas muy viva Loida, abrazos.

Claudieta dijo...

Esperar a cumplir los 40 y sabréis lo que es resucitar.......
Es el momento en que empiezas a pensar que ya no hay nada que perder......
Besos para todos,

Ibrahim Torres dijo...

Me gusto mucho, está muy bonito.

Nor dijo...

Ernesto que quiero pedirte permiso para poder grabar esto para YouTube :) anda, di que sí, por favor.