martes, 14 de abril de 2009

Pon un puto politono joder

Porque ya nadie me dice te quiero en francés
y el olor a vainilla aún me la pone dura.
Te echo de menos.

Al otro lado de la línea telefónica:
pi...pi...pi...pi...pi...
siempre está comunicando
odio esa maldita melodía.

Ayer abrí la caja de galletas,
la de chocolate,
no la otra con fibra de no se qué,
alli guardo tus fotos,
estás tan guapa siempre,
esa en la que pareces una sirena desahuciada,
con tu bikini rosa
y el tatuaje besándote el pezon derecho
es mi favorita.

Ella es la culpable de que cuando veo el mar
me acuerde tanto de ti,
- ¿ Sabes?
se me mete por la nariz un olor a salitre
y luego me invade el pecho,
cuando suspiro me quedo vacío,
como si tuviera un hueco a la medida de tu espacio.

Pi...pi...pi...pi...pi
Sé de alguien que con dos pastillas de colores
podría bailar este sonido hasta el amanecer,
pero yo no,
las mías son blancas,
tienen un nombre extraño
si lo pronuncias todo seguido
parece que estás invocando al diablo.
Son para la ansiedad creo,
no se, yo me noto igual,
quizás menos ausente.
Más conmigo.

También el psicólogo vio la foto.
- Joder haber empezado por ahí. Dijo.
Me duplicó la medicación y acto seguido
sin apartar la vista de tus ojos soltó:

- Tú no estás loco, los locos son ellos,
yo, todos.
Pero tu no. -

Eso ya lo sabía.
Total nada nuevo.

Ayer fui al cine con Jessica,
- ¿Recuerdas a Jessica?
Si la recuerdas como olvidarla,
ha crecido a lo ancho
pero ya sabes que yo siempre fui de curvas,
no tengo ni idea del nombre de la película
pero su boca sabía a chocolate con nueces.
Lo peor eran sus zapatos....
si ya se...mi puto fetichismo...
Lo siento. No empezaré otra vez.

Creo que son las palabras que más te he repetido.
"Lo siento".
Siempre era mentira.
Por inercia.
Ya sabes soy un hombre.

A veces sueño que aún estas aquí,
es lo más cerca que estoy de la felicidad...
y quería decirte una cosa importante,
diferente, acorde a lo que siento....

- ¿ Quieres oirla?..........
pi....pi....pi...pi...pi
no se que coño estoy haciendo
pi...pi...pi....pi...pi...

Nadie me escucha.

11 comentarios:

Gata dijo...

Benzoca....conocí bien sus múltiples nombres, gracias también a la ausencia prolongada de una sonrisa que me daba los besos más dulces que jamás me dio nadie.
Nunca se lo dije
gracias por tus palabras
un abrazo

Mayte Sánchez Sempere dijo...

Los locos son ellos... y lo peor es que no se dan cuenta.

Bibiana Poveda dijo...

ay ay, cuando nadie responde, cuando uno quiere decir, cuando nadie escucha y están todos locos, claro.
la caja de galletas. cómo puede hacer cosas terribles una caja de galletas.
gracias por emocionarme.
abrazo.

Bismark Estrada dijo...

Pero mas de uno te leen.

Saludos!

Ana Clavero dijo...

No reconozco el título del poema, pero ese "ya sabes que soy hombre" o "esa sirena desahuciada con bikini rosa y tatuaje" me recuerdan a alguno que te he leído anteriormente.

Si me paso de listilla, lo siento (yo lo digo de veras que para eso soy mujer). De todas formas tanto si es novedad como reposición, todos mis aplausos.

Bletisa dijo...

Hoy no pienso leerte.

kngsuggar dijo...

otra entrega de leyenda Ernesto, este poema sobre todo me deja presente una memoria de la angustia. excelente.

un abrazo.

Gata dijo...

q debo estar sensible oye a parte de insomne (voy a asesinar a la niña de los del piso de arriba) porque he navegado un poco por tu otro blog el de cero gramos y uff tio. Son buenísimos. En serio q ...mejor no digo nada porque no sé ni cómo decirlo.
Un abrazo y gracias por escribir así

DeaR dijo...

Bueno, por eso vengo a leerte seguido, tenes muchas cosas en mente y cuando las pasas a este 'papel eléctronico-cibernético' te quedan muy bien.

SLDS.

Gata dijo...

Una vida sin un nombre propio no es nada, pero peor aun es un nombre propio sin vida.
Asi q podría decirse que en realidad no sabes nada de mi. Lo que no sé es porque te viene bien -no saber nada de mi-
¿es por tus poemas? jo dime q si y hazme uno please ;P

Mary dijo...

Me ha encantado descubrirte.

un besito