viernes, 17 de diciembre de 2010

Todo lo que callo, eso te quiero

Doblarme como un contorsionista hasta caber
en el bolsillo de su abrigo negro.
Ese sería mi imposible.

Y que me quiera el más difícil todavía.

Y eso que yo tengo tantas personalidades
que cada vez que me masturbo es una orgía.

Sin embargo no hay yo que no te ame hasta querer
la muerte por asfixia entre tus brazos.

Desde que hiciste aquello parecido a sonreirme
y te salieron fuegos artificiales por el cielo de la boca
ya no me siento útil si no estoy contigo.

Y eso que estar contigo
es lo más parecido a estar sin mí.

Pero me encanta.

Ojalá platónico solo fuera el apellido de un marido cornudo
y tu nombre la bandera de mi vida.
Ojalá pudiera cicatrizarme en tu espalda
y abrirme cada vez que me olvidaras
que te doliera,
como me duelen a mí las lunas
sin los eclipses de tus ojos.

Tal vez debería contarte,
que lo que tú consigues con un solo dedo
es lo que desearía lograr cualquier mujer con un hombre,
con el coño si fuese necesario.

O recitarle un poema al espectacular desnudo de tus hombros,
leerle al mundo los poemas de tu nuca cuando te recoges el pelo,
que me arrancaras a mordiscos la etiqueta con el precio
que ya no valgo más que un beso de tu boca.

Que te sueño,
que te busco,
que te pierdo.

Tal vez debería de hablarte,
de contarte,
de halagarte,
pero contigo soy solo silencio.

shhhh
cada vez mas profundo
shhhh
más eterno.

shhhhhhhhh

Más nuestro.

9 comentarios:

Q. dijo...

"Y eso que yo tengo tantas personalidades
que cada vez que me masturbo es una orgía.

Sin embargo no hay yo que no te ame hasta querer
la muerte por asfixia entre tus brazos."

Bueníssimo.
Te entiendo perfectamente. Soy géminis y tengo demasiadas personalidades, voy a volverme loca.

Lucía dijo...

Pues tú verás... pero lo tuyo, definitivamente, son las palabras. Si lo conjugaras con la mirada... besito.

neko dijo...

Y muchas veces el silencio vale mas que mil palabras.

Tus poemas siempre me hacen sentir pena por no sentir nada de esa manera que tu expresas.

Desilusionista dijo...

Chico, eso es estar enamorado.

Cada vez me gusta más lo que te leo. Me quito el sombrero!

Ais. dijo...

"Ojalá platónico solo fuera el apellido de un marido cornudo"
Me encantó. Que buenas imágenes che, como no sentirse identificado...

CAOS dijo...

Shhh...

Mira que el poema tiene imágenes, mira que tiene versos...

pero ese final, ese final consigue que de verdad, una no sepa qué decir.

Saludos, POETA, así, con mayúsculas.

Gracielawer dijo...

Trataba de tomar una frase favorita de este poema, pero me fue imposible, todo cuanto has escrito es maravilloso.

Qué talento!!

Bletisa dijo...

Lo tuyo es el romanticismo pero modernizado.
Quien fuera cómo las mujeres de tus poemas.

Un beso Ernesto

Helena de Troya dijo...

"Ojalá pudiera cicatrizarme en tu espalda
y abrirme cada vez que me olvidaras
que te doliera,
como me duelen a mí las lunas
sin los eclipses de tus ojos"

joder cómo me gusta!!