miércoles, 25 de febrero de 2015

Inercia

Querida nadie,
a estas alturas de mi vida
imagino que nunca llegarás.

Alguien me dijo una vez,
que conformarse es dormir con el fracaso.
A día de hoy tendría de respuesta,
que agarrarse a una esperanza
es abrazar a la mentira
y solo si eres capaz de soltarla
puedes contemplar la realidad.

Confieso que  a veces ha sido culpa mía,
que en mis ganas de que aparecieras,
te he confundido en otros rostros,
incluso he amado a otras como si fueras tú,
agarrado a un para siempre
que ha parpadeado
cada vez con más fuerza
hasta la oscuridad infinita
de un nunca eterno.

Pero aún así,
deberías saber que lo he intentado,
con la excusa de un flechazo,
he perseguido a mujeres por la calle,
como un voyeur recién salido de prisión,
he pagado copas a rubias de bote,
escrito poemas a morenas de playa,
 besado a casadas por si dijiste que si
en un ataque confuso
 de un sueño de infancia,
donde el blanco de un vestido
podía devorar los grises de la vida.

Y he regalado flores y bombones,
anotado en un círculo fechas importantes,
enumerado estrellas agarrado de una mano,
visto figuras absurdas donde solo había nubes,
esperado trenes que pasaban de largo,
aviones con pánico a la puntualidad,
seguidos caminos con el único deseo
de que no acabaran en profundos precipicios.

Querida nadie,
no imaginas cuantas noches
he ideado un encuentro fortuito,
cuantas mañanas te he buscado
a la derecha del colchón,
cuantas resacas tengo incrustadas en el hígado,
cuantos insomnios de no hallar bien la postura,
cuantos espermatozoides confundidos
por ir en dirección contraria a tu verdadera existencia.

He hecho montones de promesas
que solo podría haber cumplido contigo.
Y he cometido demasiados errores,
te he llamado en otros nombres,
ha girado todo mi  mundo alrededor de otra cintura,
he llorado otras ausencias,
ganado la paz en en otras bocas,
perdido la guerra en otros muslos.

Incluso a veces querida nadie,
he dejado de echarte de menos
y he sido feliz sin ti.
Diciéndole a otras mujeres
el tiempo que llevaba esperándolas
como si por fin tú querida nadie
hubieras llegado a mi brazos.

Ahora estoy seguro que nunca fue así,
que no hemos sido capaces de encontrarnos,
que yo estoy solo y tú tal vez
con el hombre equivocado.

Y si vienes,
si alguna vez apareces en mis días
con esa seguridad entre los labios
del por fin y el para siempre,
tristemente querida nadie
a estas alturas de mi vida,
ya ni siquiera me queda amor
para creerte.

29 comentarios:

Anónimo dijo...

Eres increíble, poeta.

Anónimo dijo...

Justo en el lado izquierdo...

Anónimo dijo...

Enamoras, me pregunto cuantos hombres quedan como tú

Anónimo dijo...

Precioso!!
Vengo de la mano de Carmen Maroto, via Facebook y me ha encantado!!
Mascab Asunción Caballero

Bego Asomadaalalocura dijo...

Me parece precioso, de una melancolia y desesperanza sublimes. Precioso, sin palabras...

Xan Do Río dijo...

Gracias!

Ariadna Carbonell dijo...

Solo puedo decir WOOOW
me siento super identificada!

Anónimo dijo...

Querido nadie
A estas alturas le sobran vida,
imagino que no lo entenderás.
Alguien me dijo una vez, que si no arriesgas no ganas, hazlo de una vez.
Deja de buscar lo irreal, lo engañoso, lo que no existe y apuesta esas cartas por lo que existe, incluso ese as en la manga, que escondes, pensando que nadie lo ve.
Querido nadie
No esperes más trenes que pasan de largo, ni vuelos impuntuales, vuela, hazlo descalzo, desnudo de veras, sin trajes que te queden tan raquíticos que te aprisionen el alma, o tan grandes que te mengüen a ti, entero.
Quizás entonces aparezca por fín y para siempre, aunque tu ya no la creas.

Anónimo dijo...

Ernesto me alegra que al fin te hayas dado cuenta que realmente nadie llegó a tu vida, quiero decir que nadie no llegó... ese es el primer paso aceptar que no la encontraste...que la confundiste mil veces...que creiste besarla...que te taconeaba en el pecho, pero no, no era nadie. Yo creo que llegará, el problema será que cuando llegué volareis tan alto que tú mismo pensarás que ni siquiera imaginabas que se pudiese llegar a esa altura de vuelo y no habrá turbulencias, será un vuelo adrenalítico pero por la altura...lo importante entonces será mantener...esa es la cuestión porque quizás llegué el día que creas , devorado por el tiempo, que tampoco es nadie y que nadie es cualquier otra que conociste en cualquier sitio y llegados a ese punto...no te puedo decir...yo llevó un tiempo ahí, y quiero creer que no estoy equivocada, aunque el tiempo es como una planta carnívora de sueños y de deseos.
Y yo, soy soñadora y pasional...
Me encantará leer lo que escribes a nadie cuando aparezca, ja... Seguro será brillante, como todo, pero distinto...
Un beso!

Raquel Cabest dijo...

Deja de superarte, porque no sé donde vas a llegar, pero te vas a ir volando :)


Vérsame en tu boca

Ficticia m dijo...

Qué preciosidad...

sinparaguas dijo...

Enhorabuena.

Es precioso lo que has escrito.

Un abrazo

Reina dijo...

Cada una de esas otras ha sido ELLA en algún momento... ;)

José Manuel dijo...

Una inercia cargada de melancolía.
Genial!!

Un abrazo

Anónimo dijo...

No me hagas leer esto con todas las veces que me he confundido de lado derecho...

Angela Ballester dijo...

Ya te echaba de menos.

Anónimo dijo...

El último párrafo ha sido como una patada en el estómago

Bluemīnda dijo...

Es complicado...

Un abrazo!

Marta en Mayúsculas dijo...

"Y si vienes,
si alguna vez apareces en mis días
con esa seguridad entre los labios
del por fin y el para siempre,
tristemente querida nadie
a estas alturas de mi vida,
ya ni siquiera me queda amor
para creerte."

Esta frase llega a mi vida como agua para mayo, me encanta tu blog, un placer haber caído por aquí, te enlazo y te sigo!

Gracias!

Cobacho dijo...

Cuando se encuentra uno un sentimiento compartido escrito por otro, es como sentir la lluvia y ver que arriba está soleado.

Genial Ernesto, me ha encantado.

Rocio Vicuña dijo...

demasiado amor y dolor al mismo tiempo en un solo poema, a veces siento que tu blog es todo lo que necesito porque me recuerda lo lindo que es vivir.

Gracias Ernesto por tu arte, eres grande.

Chinita en colores dijo...

Wow, que lindo escribes.
Si quieres puedes echarle un vistazo a mi blog a ver que te parece http://chinitaencolores.blogspot.com.ar/

Anónimo dijo...

https://www.youtube.com/watch?v=oTvqMfvVWYQ

Julia AA dijo...

Yo escribí algo muy parecido, me ha hecho gracia. Léelo si te apetece http://www.memoriasdeunincendio.blogspot.com.es/2013/10/querido-nadie.html

Bony dijo...

hermoso... como todo lo que sale de tu cabeza ... que increíbles mariposas vuelan cuando te leo

milimetroametro dijo...

Supongo que el "no te preocupes alguien llegará" ....lo dejamos para los amigos :-) ...
aunque no creo que el amor se agote, quizá baste con volver a cruzarse con la persona adecuada, un día correcto....
o quizá es más fácil pensar que no existe ese nadie a que nosotros nunca lo seremos

Alma Cortez dijo...

Enamorada totalmente de sus letras Poeta!

Martha Lara dijo...

Esa nadie que te dejo vacio de cabo a rabo. Que le escribes con la esperanza de que vuelva pero con el afán de que no lo haga (de ser así, todo sería de nuevo un caos)... ¿Que sería de los poetas sin todos sus sufrires acuestas? ¡Eres un maestro Ernesto! Saludos desde México, por acá te adoramos, tanto así como tus letras.

Lambda Barrera dijo...

Excelente.... Que maravilloso haber caído por este blog.... este poema es de todo mi gusto y de todo tipo de identificación... Gracias por hacerlo público para disfrute de todos